Menú

Ahuyentador de Animales Molestos

Los ahuyentadores son un tipo de repelente electrónicos que casi siempre viene en modelos de radares o de ultrasonidos de distintas frecuencias que se utilizan para ahuyentar distintos tipos de roedores, principalmente ratas y ratones.

Son perfectos para mantener animales molestos de nuestros espacios, los más usados son los repelentes de pared, conocidos como repelentes de ultrasonidos o eléctricos, que nos ayudarán a mantener "a raya" mediante el control de animales domésticos y salvajes en un rango de 15 a 20 metros a la redonda, esta especie de repelentes tipo radar pueden ahuyentar desde cucarachas o roedores, hasta felinos pequeños, dependiendo de la función que necesites.

Ahuyentador de Perros

Ahuyentador de Perros

Defiéndete de los perros que te quieren morder con ahuyentadores de ultrasonidos potentes. Los espantarás lejos de ti sin hacerles daño. También son ideales para adiestrarlos o para evitar que ladren.

Ahuyentador de Gatos

Ahuyentador de Gatos

Estos son algunos de las maneras de espantar los gatos callejeros del jardín de tu casa, o incluso te muestro como educar a tu propia mascota para que no arañe los muebles y las puertas de tu hogar.

Ahuyentador de Gaviotas

Ahuyentador de Gaviotas

¿Aves perturbando tu paz? Si estás en una zona con fauna diversa y las gaviotas han empezado a molestar, sigue leyendo y conoce más sobre las técnicas repelentes de gaviotas.

Ahuyentador de Palomas

Ahuyentador de Palomas

El problema es que aunque son símbolos de paz, las palomas traen suciedad y parásitos en las zonas donde hacen vida. Si necesitas alejarlas rápidamente, un repelente de palomas puede ayudarte a alejarlas sin hacerles daño, devolviéndote el control de patios, cornisas, ventanas, marcos y balcones del hogar.

¿Por qué comprar un ahuyentador?

El ahuyentador se ha convertido en la alternativa limpia a los insecticidas, ya que el uso de los también conocidos como plaguicidas puede representar una amenaza para todos los seres vivos que se encuentren cerca durante y después de su utilización.

El peligro de proyectar estos productos químicos en nuestros hogares, reside en que están diseñados con una única función, destruir determinados organismos, sin que a veces sean selectivos a la hora de hacerlo, razón por la cual la salud de otros seres vivos a los que no queremos hacer ningún daño, como nuestras mascotas, la de las plantas que adornan nuestras estancias o incluso la nuestra propia puede verse afectada.

Muchos de los insecticidas que pueden adquirirse fácilmente y a bajo precio en cualquier supermercado, además de tener una efectividad dudosa, permanecen en el ambiente durante demasiado tiempo antes de desintegrarse completamente, por lo que pueden acumularse en los tejidos de nuestro organismo, con el simple hecho de respirar.

La exposición a insecticidas puede provocar dermatitis, abrasión, náuseas, problemas pulmonares, mareos, arritmias, etc. Los síntomas de intoxicación por plaguicida a menudo son confundidos con un una alergia o incluso con una simple gripe o resfriado, sin embargo sus secuelas pueden ser muy dañinas.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, recoger información estadística e incluir publicidad. Si continua navegando acepta su instalación y uso.
Estoy de acuerdo Quiero más información sobre cookies