Menú
»

Ahuyentador de Gatos

Los ahuyentadores para gatos son elementos que sirven para disuadir a los gatos de que entren en zonas o áreas en particular. Sirven como control de plagas de estos animales, cuando su elevado número puede hacer daño a algo o alguien.

Ahuyentador de Gatos

Los ahuyentadores no hacen daño al animal, solo que se sienten incomodos ante su presencia y acaban marchándose. Estos disuasores actúan dirigiéndose hacia a alguno de sus afinados sentidos, es decir existen un repelente visual, olfativo, al tacto u oído.

¿Cómo espantar a los gatos ajenos a tu jardín?

Todos sabemos que una de las mascotas perfectas de cualquier persona son los gatos. No obstante para otras personas los gatos son más que una molestia, sobre todo cuando entran en nuestro jardín, y pescan los peces de nuestro estanque, hacen sus necesidades y orinan por las plantas.

En este caso un disuasivo es una perfecta solución. Como puede ser algún dispositivo electrónico que emita ultrasonidos, alambradas con picos, cercas, u otro método de control.

Más InformaciónTambién te puede interesar:
Repelente para Gatos

1 Ahuyentador por Ultrasonidos

Ahuyentador por Ultrasonidos

Ver en Amazon

Este tipo de repelente de gatos puede ser utilizado tanto en el interior como en el exterior de la casa. Su función es parecida a la de los sistemas infrarrojos o las ondas ultrasónicas. A través de sonidos ultrasónicos y luces LED intermitentes se localizan los gatos que rondan la propiedad. Ambas funciones son una alama que disuaden a estos animales de ocultar sus heces en el jardín.

El beneficio más grande de este tipo de ahuyentadores de gatos es que el sonido es imperceptible para los humanos. No obstante, es la amenaza perfecta para los gatos. Su sonido es agudo y la luz es brillante; al mínimo movimiento se activa la alarma y el gato saldrá despavorido de tu casa. De manera que pensarán dos veces antes de pisar el territorio que te pertenece.

2 Alfombra Electrónica con Sonido Repelente

Alfombras Repelentes

Ver en Amazon

Son quizás los repelentes más populares en el mercado actual, en vista del sonido perturbador que producen. Cuando el gato se acerca y pisa la alfombra, esta emite un sonido que logra que el animal huya asustado. Estos productos se fabrican de diferentes tamaños y diseños. Por lo que además de efectivo es atractivo.

La alfombra debe colocarse en la zona donde hay más necesidad de protección. No te preocupes, ninguna de estas alfombras van a causar daño a tu mascota. El objetivo es evitar que el gato haga agujeros, rasque los muebles o las paredes de la casa. También se pueden utilizar para ahuyentar a los gatos callejeros del jardín. O bien, colocarlas en los bordes del césped para evitar que defequen en las plantas.

Razones para ahuyentar a un gato de casa

Es cierto que los gatos son muy limpios con su higiene, y que en muchas ocasiones no sabemos a dónde ha ido a parar la travesura. Sin embargo, cuando orinan o hacen caca dentro de la casa, el olor es nauseabundo y fétido. Sumado a esto, estos animales son muy territoriales, por lo que marcan constantemente las zonas que consideran suyas. Por lo tanto, orinan varias veces en un mismo lugar.

Gato arañando muebles

Por otra parte, es notable que las heces de los gatos no son fertilizantes. De hecho, muchas personas han perdido su hermoso césped o plantas por estas ya que disminuyen el contenido nutricional del jardín. En consecuencia, dañan las plantas y no permiten que estas crezcan, hasta morir por completo. No obstante, esto no ocurriría si utiliza los ahuyentadores adecuados. Lo mejor de todo es que son amigables con el jardín y sus elementos.

Durabilidad de los ahuyentadores

Antes de hacer la compra de un espantador de gatos, es necesario asegurarse de que éste sea duradero. Resulta una pérdida de dinero y tiempo si el producto deja de ser efectivo en unas semanas. Así que en poco tiempo tendrás que buscar nuevas alternativas para alejar a los gatos de la propiedad o que destruyan lo que se encuentra dentro de la casa.

Lo que más funciona para repeler a un gato es un repelente olfativo ya que tienen sus sentidos agudizados. De hecho, estos pueden reconocer un lugar que ya han frecuentado con ayuda de su sentido del olfato. Por eso, lo mejor es enmascarar el olor con otro, disuadiéndolo de volver. Los repelentes que duran poco tiempo terminan siendo un fracaso ya que el gato volverá antes de lo esperado. Las recomendaciones de este artículo han sido probadas antes de presentarse como sugerencias al lector.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, recoger información estadística e incluir publicidad. Si continua navegando acepta su instalación y uso.
Estoy de acuerdo Quiero más información sobre cookies